Madrid   14-12-2018   
email

Ver otros consejos >>

Ser Demasiado Serio Puede Echar a Perder tu Éxito



¿Te lo estás pasando bien? ¿Disfrutas con tu trabajo? ¿Te alegra despertarte cada mañana?

Los mitos sobre el trabajo pueden dañar tu progreso. “El trabajo no tiene por qué ser divertido”. “Tienes que apretarte los machos y ponerte serio”.

Quizás el mayor mito de todos sea: “La gente pensará que soy importante si actúo con seriedad”. Sin embargo, ponerse serio crea problemas: estrés, preocupación, ansiedad, dolor emocional, hastío y fracaso.

Resolver problemas poniéndose más serio es como arreglar un ordenador con un martillo. Cuando más te esfuerzas, peor se vuelve el problema.

“Cuando la vida se vuelve seria, un hombre se vuelve menos causa y más efecto. Si la vida se vuelve realmente seria, su valor desciende a prácticamente cero. Conducir un coche se puede volver un asunto tan serio que uno puede destrozar el coche. Llevar un negocio se puede convertir en algo tan serio como para hacer que fracase. Hay una conexión directa entre la demencia y la seriedad. […] Solamente cuando un individuo progresa en la vida hasta un punto donde se agrega mucha seriedad a las cosas, comienza él a pasarlo mal. El antiguo italiano realmente sabía lo que quería decir cuando consideraba que la única psicoterapia era la risa”. L. Ronald Hubbard

12 Maneras de Perder Seriedad

Abordar tu vida con una actitud que no sea seria te da una visión lúcida de las dificultades y la energía para ocuparte de ellas. Los problemas son más fáciles de resolver, la gente es más colaboradora y tú te sientes más relajado. También es probable que vivas más y con más éxito.

Pon a prueba estas ideas hasta que encuentres una que te haga perder seriedad.

1. Deliberadamente haz una montaña de un grano de arena. Dale mucha importancia a un problemilla. “¡Me sentiría mucho mejor si estos papeles estuvieran amontonados exactamente así!” ¡Así no! ¡Así! ¡Así no! ¡Así!”

2. Pregúntate: “¿Ponerse serio sobre esta situación realmente va a mejorarla?”.

3. Centrarte en los aspectos positivos. “¿Qué hay de correcto en esta situación?” ¿Qué más es correcto?” “¿Qué más?”

4. Considera un cambio completo e importante. Por ejemplo: volver al colegio, trasladarte al mar, iniciar una nueva profesión.

5. Pregúntate: “Cuando esté en mi lecho de muerte, ¿me alegraré de haber sido tan serio respecto a________?”.

6. Un juego que suponga un reto es mucho mejor que ningún juego en absoluto. Así que considera perder todos los aspectos del problema. Ejemplo: Te sientes serio sobre problemas familiares. Te preguntas: “Bueno, ¿y si no tuviera ninguna familia?”. Te sientes serio respecto a tus inversiones. Te preguntas: “¿Y si no tuviera nada de dinero que invertir?”.

7. El tamaño de tu problema puede equipararse al tamaño de tu juego. Así que consigue un juego mayor. Por ejemplo: Si te pones tenso porque los clips para papel estén en el cajón equivocado, el tamaño de tu juego es diminuto. Duplica la cantidad de tu responsabilidad. Ponte algunas metas enormes. Ten éxito pensando mucho más a lo grande.

8. Deja de tratar de resolver el problema que te está haciendo ser tan serio. Ciertos tipos de problemas se resuelven por sí solos si los dejas tranquilos. Puede que tu problema sea uno de esos.

9. Compara lo que estás haciendo con otras profesiones. Imagina dedicarte a vaciar fosas sépticas o ser un recaudador de impuestos.

10. Haz que todos a tu alrededor pierdan seriedad.

11. Contempla soluciones singulares. ¿Cuál es la manera más disparatada en que podrías resolver tu problema? ¿Qué solución, si funcionara, te haría reír en voz alta?

12. Actúa de manera estúpida durante un minuto. Suéltate la melena. Deja de ser tan condenadamente importante durante un rato. ¡Sé un memo!


Le recomendamos que lea el libro Dianética: El Poder del Pensamiento sobre el Cuerpo o puede consultar más Consejos para el Éxito.
 


©2004-2007 Congregación de Scientology de España. Todos los derechos reservados. Para información sobre marcas registradas - Política de Privacidad

C/ Cambrils 19 - 28034 - Madrid - España