Madrid   14-12-2018   
email

Ver otros consejos >>

¿Quién te está parando? (Primera parte)

La mayor barrera a una carrera de éxito no es la falta de oportunidades, el mercado de trabajo o tu ciudad. Es determinada gente.

Concretamente, la gente antisocial: gente que es taimada, mezquina, cruel, hostil o negativa. Gente que se opone a ti, te trata sin respeto y te causa problemas. Están tratando de pararte.

“Cuando buscamos la causa de que un negocio esté fracasando, inevitablemente descubriremos entre sus filas a la Personalidad Antisocial trabajando duro.

“Es importante, entonces, examinar y enumerar los atributos de la Personalidad Antisocial. Influyendo como lo hace en la vida diaria de tantos, es necesario que la gente decente esté mejor informada sobre este tema”. – L. Ronald Hubbard.

Una de las personalidades antisociales más famosas fue Adolf Hitler. A Hitler le encantaban los niños y los animales de compañía. Era vegetariano y no fumaba ni bebía. Era amable y considerado con las señoras, las secretarias y los chóferes. La mayoría de la gente pensaba que Hitler era un tipo agradable, pero organizó la muerte de millones de personas.

Personalidades antisociales pueden ser cualquiera: médicos, abogados, políticos, líderes empresariales, agentes de policía, periodistas, empleados, hombres, mujeres, viejos, jóvenes…, cualquiera. Pueden ser miembros de la familia, cónyuges y colegas. Probablemente conozcas a unas pocas personas antisociales.

Cuando la gente antisocial es abiertamente desagradable o crítica contigo, sabes que lo son. Dicen: “Eres idiota” o “Esa idea tuya es la peor idea que he oído jamás”. Te apuñalan en el pecho, no por la espalda. Puedes hacerles frente directamente.

Los peores tipos de personas antisociales son aquellos que ocultan sus verdaderas intenciones. Te apuñalan por la espalda para que no puedas pillarlos. Dicen: “Todo el mundo cree que tus ideas son estúpidas” o “He oído el rumor de que la policía podría esta investigándote” o “Pareces cansado, ¿por qué no te tomas unas vacaciones?”.

Los antisociales te ponen enfermo. Por ejemplo: estás disfrutando del día y consiguiendo hacer muchas cosas. De repente, sin ninguna razón aparente, te sientes un poco alterado. Te duelen el estómago y la cabeza.

Repasas quién acaba de hablar contigo. María te dio un informe e hizo un comentario agradable sobre el tiempo. Federico te pidió prestado el bolígrafo y fue muy correcto. El informático tuvo que mirar dentro de tu ordenador y dijo algo como que tu ordenador estaba infectando toda la red.

Piensas: “¿De qué estaba hablando el informático? ¿Por qué me hizo perder tanto tiempo? ¿Y por qué los ordenadores siempre están teniendo problemas? Mejor será que vigile a este tipo”.

De repente te sientes mejor. Has detectado a la persona antisocial. Tu día vuelve a ser agradable.

L. Ronald Hubbard identificó doce características de la persona antisocial. La primera manera de detectarlos es darse cuenta de cómo hablan.

Generalidades

La Personalidad Antisocial tiene los siguientes atributos:

“1. Habla sólo en términos muy generales. ‘Dicen…’, ‘Todo el mundo piensa…’, ‘Todos saben…’ y expresiones así son de uso continuo, especialmente al difundir un rumor”. – L. Ronald Hubbard.

¿Alguna vez has estado en una reunión en la que alguien dijo: “Todos estamos teniendo problemas debido a la economía” o “A la gente no le gusta nadie que tenga demasiado éxito” o “Todo el mundo en esta área lo está pasando mal”? Estas son generalidades.

Siempre que oyes una afirmación que empieza con “Todo el mundo dice…” o “Todos los ciudadanos sienten…” o “Los empleados piensan…” debes estar muy atento. Acabas de oír el principio de una generalidad.

Ahora, si la generalidad es un mensaje positivo, puedes relajarte. “¡Todo el mundo piensa que estás haciendo un gran trabajo!” “Nadie ha llegado tarde hoy”. “Todos los carpinteros aprecian la madera que compraste”.

Sin embargo, si el mensaje es negativo, el que lo dice te está poniendo un cuchillo en la espalda. “Nadie se cree tu pequeña farsa”. “Todo el mundo piensa que la paga es demasiado baja”. “Ya nadie lleva el pelo de esa manera”.

Una razón de que los medios informativos sean una mala influencia para la sociedad son sus generalidades. Simplemente escucha las noticias o lee el periódico y verás generalidades. “América sufrió una conmoción y se entristeció…”. “Fuentes revelaron que…”. “Los críticos preguntaron por qué el presidente dijo…”.

El periodista no causaría tanto trastorno si fuera concreto. “Mi hija me preguntó por qué el presidente dijo…”.

Como la gente antisocial quiere que tú y los demás fracaséis, os confunden y trastornan con generalidades.

Cómo responder

“Cuando se le pregunta: ‘¿Quién es todo el mundo…?’, por lo general resulta que es una sola fuente, y que a partir de esa fuente la Persona Antisocial ha inventado lo que quiere hacer creer que es la opinión de toda la sociedad”. – L. Ronald Hubbard.

Ejemplo:
Tú: “Ana, dices que todo el mundo piensa que gano demasiado dinero. ¿Quién exactamente?”
Ana: “Ah, eh, bueno, ya sabes, todo el mundo con el que hablo. Es del dominio público”.
Tú: “¿Puedes decirme quién exactamente?”.
Ana: “No sé, no me acuerdo. Preguntaré por ahí”.
Tú: “Voy a presuponer que te lo has inventado. No vuelvas a decirme cosas así”.

Personalidad Social

Mientras que los antisociales están desgarrando el mundo, las personalidades sociales del mundo lo están mejorando. La gente constructiva hace que la vida sea mejor para los que la rodean. Afortunadamente, la mayoría de la gente son personalidades sociales.

Las personalidades sociales son lo contrario de la personalidad antisocial. Por ejemplo: son concretas.

“La Personalidad Social es concreta cuando relata circunstancias. ‘Pepe Pérez dijo…’, ‘El periódico La Estrella informó…’, y proporciona las fuentes de la información cuando es importante o posible.

“Puede usar la generalidad ‘ellos’ o ‘la gente’, pero raras veces en relación con la atribución de declaraciones u opiniones de carácter alarmante”. – L. Ronald Hubbard.

Ejemplos de declaraciones de personalidades sociales: “Patricia y Juana quieren aumentos”. “Todo el mundo se alegra de que hayas vuelto de tus vacaciones”. “A Santi le encantó tu discurso”.

Aun cuando la personalidad social esté trasmitiendo malas noticias, no causa trastorno. Por ejemplo: “Clara y Rogelio han decidido trasladarse a Los Ángeles para ayudar a su hijo a producir documentales”.

El antisocial piensa que las malas noticias son una oportunidad de trastornarte. “Parece que nos abandona mucha gente: Clara, Rogelio y otros. Puede que no les guste cómo los tratas”.

Recomendación

Cada vez que oigas una generalidad concerniente a malas noticias esta semana, rechaza la información. Da por hecho que la persona es negligente o antisocial. En lugar de eso, pregunta: “¿Quién es todo el mundo?” o “¿Quién exactamente?”.

Puede visitar nuestra sección de Venta de Libros y Materiales On Line o puede consultar más Consejos para el Éxito.


©2004-2007 Congregación de Scientology de España. Todos los derechos reservados. Para información sobre marcas registradas - Política de Privacidad

C/ Cambrils 19 - 28034 - Madrid - España